EL ENEMIGO INVISIBLE

Salud Asdrúbal.

 

Querido Hermano nos llegan las noticias de la terrible lucha que riñes en Hispania contra el más terrible enemigo contra el cual uno no puede luchar como cuando entablas batalla a un enemigo visible, la enfermedad .

Recuerda que los enemigos grandes o pequeños siguen siempre las mismas pautas , atacar rápido e inflingir el mayor daño posible.

Recuerda lo que has aprendido, cuando un enemigo ataca tu territorio, debes relentizar e intentar parar sus movimientos , sabes que debes destruir los puentes, caminos, carreteras y cualquier sitio por donde pueda avanzar. Pues así es con los enemigos invisibles, las enfermedades , debes destruir sus rutas de acceso, cortar campos y puentes , todo por donde pueda avanzar. Es un sacrifico que debes pedir y obtener de tus conciudadanos

Recuerda que debes aminorar todos los movimientos, es la única manera de poder acabar con la plaga, la gente se debe quedar en casa, debes atajar sus deplazamientos, así se acaba con los movimientos del enemigo.

Recuerda que debes cortar a los que dicen que no pasa nada que es culpa de los gobernantes que quieren coartar las libertades , debes imponer el bien común cueste lo que cueste, es como en la guerra contra los enemigos visibles, siempre habrá espías o agitadores que intenten levantar a la población. Aquí es igual, pero no ves a tu enemigo. No obstante, no por ello deja de ser tan sanguinario como el más cruel de tus enemigos visibles.

Recuerda que el bien de tus gobernados debe primar, puede que muchos jefes de algunas tribus te critiquen, pues alimentarán la discordia, serán tan obtusos que primarán sus ideas en contra del bien común, no te amilanes Asdrúbal en los momentos difíciles verás quienes piensan en común y quienes en singular.

Recuerda que cuando todo termine será el momento de dar explicaciones, no antes, y verás los que tienen sentido de estado y de los que piensan sólo en su tribu.

Asdrúbal querido hermano, el Dios de la Guerra no conoce enemigos pequeños ni grandes sólo reconoce a enemigos y debes emplear todas tus fuerzas para conseguir la Victoria, cueste lo que cueste.

 

Tu Hermano que te quiere

 

Aníbal.

 

NUNCA DEBEMOS RENDIRNOS

Salud Asdrúbal.

Llegan noticias alarmantes de Hispania, como dicen nuestros enemigo los romanos.
Ante las adversidades naturales no hay enemigos , sólo hay seres humanos. La Naturaleza es nuestra amiga, que nos protege con su manto, pero hay veces que se muestra como la más feroz y despiadada enemiga.

En esos momentos la solidaridad entre las personas debe primar, no importa los ideales o al Dios que rezas , todos debemos ayudar pues está en juego nuestra supervivencia como especie.

En ciertos momentos sabemos que los humanos sacan lo peor de ellos, pero siempre prevalecerá ese sentimiento de ayuda y al final el bien se yergue y sacamos los mejores sentimientos de nosotros. No hay nada como una catástrofe para sacar la bondad que todos llevamos dentro.

En las guerras los pueblos luchan por unas ideas , pero ante los ataques de la naturaleza la gente lucha por su supervivencia , la supervivencia de la humanidad . Bien es cierto que siempre habrá colectivos que quieran aprovecharse de ello pero al final la razón prevalece, nadie está libre de no ser atacado por las fuerzas de la naturaleza, es la única vez en la que los humanos dejamos a un lado nuestros ideales y luchamos todos juntos, codo con codo . Nada sirven tus idéales o a quien sirves pues las enfermedades no distinguen, ahí es cuando la verdadera naturaleza humana salen a relucir y la bonhomía se percibe, se respira en todos los sitios donde vas. Ante las pandemias “debemos luchar en las calles y en los campos, en las ciudades y los pueblos, en los montes y colinas, nunca debemos rendirnos”.

Es duro quedarse en casa y no disfrutar de lo que la vida nos ofrece, pero esos pequeños detalles de quedarse en casa y no contribuir a esparcir las enfermedades dicen mucho de los humanos, pues podemos llegar al máximo sacrificio, como es la vida, para salvar los demás.

Debemos recordar que al final todo se reduce a “haz lo que te gustaría que hicieran por ti”.

MI querido hermano Asdrúbal, toma las decisiones que sean correctas para acabar con la enfermedad que quiebra Hispania.

Tu hermano que te quiere

Aníbal.