ABUSO DE DERECHOS, DECEPCIÓN EN LOS DEBERES

Salud Asdrúbal.

Hace tiempo que no te escribía, pero hoy gracias a los dioses que están en la “nube” puedo retomar mi correspondencia contigo.

Las noticias que me envías de Hispania son inquietentes y mi corazón llora de pena sobre los infortunados acontecimientos que suceden, huelgas, políticos faltos de ideas que se esconden en la demagogia, la desconfianza del pueblo, regiones que van a su “aire”, rencores, revanchismos, por poner algunos ejemplos. Esta no es la Hispania que deje detrás de mí.

Esta no es la Hispania que fué la maravilla del mundo, que pasó de una dictadura a una democracia, asombrando a otras naciones. Los políticos y el pueblo de aquellas épocas comprendieron que era necesario dejar a un lado las ideas más nefastas y radicales para hacer renacer a una Hispania nueva.

En estos nefastos y oscuros días de nuestra reciente Historia, la corrupción se ha adueñado de nuestra tierra. Antes se decía que los ricos eran corruptos pero ahora el negro manto de “las mordidas” se pasea por doquier,  todos se apuntan al carro del envilecimiento. Ya no hay ideas que defender, estos se truecan por el “ir a por más”

Nuestra sociedad me recuerda a los más viles días de Roma “la podrida”, en áquella todo tenía su precio y todo se compraba. Nadie está a salvo, pues a “río revuelto ganancia de pescadores”,

Hacia dónde vamos, mi querido hermano, no veo solución excepto la refundación de nuestra Hispania. Es necesario que nuevas manos se hagan cargo, sangre nueva, que desde arriba hasta abajo coja los riendas con mano firme.

Nuevas personas, que dejen fuera a los viejos partidos, a los que nada ofrecen y siguen ofreciendo. A los que estuvieron y siguen queriendo estar. A los que nada arreglan y todo prometen. Son necesarios nuevos timoneles, que nada tengan que ver con la corrupción actual,  que hagan renacer a esta maltratada tierra; que consigan unir esfuerzos y no desperdigarlos.

Debemos ir a nuestra segunda Transición, debemos acabar con los que quieren terminar con  esta Hispania que asombró al mundo. El peso de la justicia debe caer sobre ellos, sin excepciones.

Pero, Asdrúbal querido hermano, esto es tarea de todos. Es necesario que el pueblo recupere la confianza y eso sólo lo puede conseguir una ciega justicia, una justicia igual e igualitaria. Los que esquilman deben devolver lo que sisaron.

Noble hermano, necesitamos un milagro, y los milagros ya se sabe que los hispanos son los únicos que los harán posible.

Rezaremos a los dioses para que lo hagan posible.

Tu hermano.

Aníbal.

2 comentarios en “ABUSO DE DERECHOS, DECEPCIÓN EN LOS DEBERES

  1. Me ha gustado lo de la segunda transición, como lo hacemos? porque cualquier voz o voces que intentan alzarse contra esta panda de desalmados y mafiosos son absorbidos por el sistema, al cual hemos dado validez.
    Vamos a quitarles esa soberanía de la que han abusado y generemos una nueva fuerza todos los que estamos hartos, de tantos ataques contra nuestra dignidad.
    A por ellos……..

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s