NUEVO GOBIERNO, NUEVA EDUCACIÓN

Salud Magón.

He recibido tus nuevas con preocupación, y veo ya sin asombro que cada vez que un nuevo consejo de Sufetes accede al gobierno de nuestra desdichada Cartago, lo primero que hacen es, aparte de arruinar a nuestra amada tierra en prebendas a sus acólitos,  es hacer una nueva Ley de Educación y así llevamos ni se sabe,  aparte desde que la forma de gobierno que los griegos denominan Democracia llegó a Cartago.

Estos mismos políticos que han pervertido a nuestra joven democracia, nos quieren educar a su manera. Los Sátrapas, utilizaré el término persa, de nuestras provincias hispanas imponen una forma descabellada de educación a nuestros jóvenes, cada uno con una forma de estudiar diferente de unos a otros según donde habites.

Tanta diversidad es un galimatías que ni yo entiendo, ya lo dicen los bárbaros: “Divide y vencerás” y eso es lo que parece que anhelan estos gobernantes que parecen que quieren sumir en el más absoluto caos a Cartago y eso sin duda beneficia a nuestros enemigos los romanos. Hay veces que respeto más a nuestros enemigos que a nuestros gobernantes. No hay un término medio entre todas las facciones de nuestros Consejo, no pueden llegar a un entendimiento y ceder todos en sus posiciones y dotarnos de una Lex  Educatio, que sea para todos igual, independientemente de donde estudien.

El egoísmo encizaña los corazones de nuestros políticos, sólo ensimismados, sumidos en sus luchas  y queriendo demostrar que ellos son mejores que los otros, y por mucho que una facción u otra nos gobierne, son todos iguales.

El pueblo es el arma con el que fustigar al enemigo, nos enfrentan a unos con otros sólo por demostrar que ellos, los que ganan, son mejores que los otros.  ¿Tan diferentes somos todos los cartagineses?  ¿No tenemos nada en común unos con otros?  ¿Tantos siglos de convivencia no nos han enseñado nada?

Tantas preguntas sin respuesta me asustan mi querido Magón. Parece como si nuestro gran Moloch Baal, nos hubiera abandonado a nuestra suerte. La envidia, el rencor y el resentimiento estrangulan a nuestra tierra. Incluso cuando el Terror y el Caos nos atacan, parece que nunca nos ponemos de acuerdo.

Mi corazón llora amargamente por nuestra infeliz Cartago, mi querido hermano. Tal vez, algún día los dioses iluminen a nuestro Consejo de Ancianos y tenga la ocurrencia de dotarnos de una nueva Ley de Educación donde la cultura y el saber desbanquen a la política de nuestras escuelas, donde independientemente de donde vivas tengas unos estudios que te den oportunidades de mejorar como persona y  para el engrandecimiento de Cartago, no de la tribu que te vio nacer, sólo esto nos salvará de esta aguda crisis de valores ciudadanos y de saber, y  que hará que nuestros jóvenes se esfuercen en ser mejores.

Ruego a Moloch Baal que ilumine a nuestros políticos, y que les haga encontrar ese punto donde nadie pierde y todos ganamos. Ya que parece que de los griegos sólo hemos aprendido el griego y no el significado de Democracia.

Sigue vigilante Magón y escríbeme pronto, esperaré con impaciencia tus buenas nuevas.

Tu hermano,

Aníbal

FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DESARMADAS

Salud Asdrúbal.

Sigo empanatado, esperando que por fin los Sufetes aprueben el presupuesto para mejorar nuestras Fuerzas Armadas, ya que el que tenemos es insuficiente y todo ello se va a ir en arreglar material con demasiados años, inservible y que no vale para las necesidades actuales que tenemos.

No sé que criterio siguen para efectuar el reclutamiento, las compras o todo lo que necesitamos. Además, nos quieren tener alejados de nuestro pueblo y que él sepa lo que realmente hacemos. Nos mandan a Oriente Medio, a Asia y a través de los siglos nos enviaron por doquier. Hay huesos de compatriotas enterrados en medio mundo, pero para ellos, nuestros políticos, los que quieren borrar nuestra historia de un plumazo no es politicamente correcto ocuparse de que estos huesos reciban adecuada sepultura y se les reconozca su sacrificio.

Por qué no hacer un gran Camposanto, a imagen del de allende de la Mar Océana, Arlington creo lo denominan, donde los huesos de tantos valientes reposaran de una vez en paz y en su país de nacimiento o de acogida. Dicen que no saben que hacer con el Valle de los Caídos, por qué no hacer un Monumento a la Reconciliación Nacional, han pasado muchos años de nuestra horrible Guerra Civil, donde todos perdimos y nadie ganó, y realizar un lugar de enterramiento para todos los Caídos y  Hombres Ilustres de nuestra Patria, donde todos tendrían cabida, dejando rencores aparte, pues el odio, la envidia y el rencor no nos dejan avanzar.

Mi querido hermano esto son desvarios de una persona que todavía confia en que aparezca algún nuevo Gobierno que ponga el interés del Reino por encima de los intereses partidistas.

Mientras tanto nuestros soldados se desangran en guerra contra el terrorismo, pero no comprendida y entendida por la gente, por no explicada por nuestros políticos. En otras naciones, por ejemplo los bárbaros britanos, dejan que periodistas sigan las operaciones militares. Dejan que los soldados  y sus familias hablen con la prensa, les invitan a ese invento, televisión creo que lo denominan, a contar sus experiencias, no los escoden, sino que se siente orgullosos de su sacrifico.

Otras naciones les dan el mejor material para cumplir con su cometido, con una programación de compras, aquí sólo parcheamos y se adquieren materiales diversos, que son todo un quebradero cabeza para la logista o se guardan acuartelados para sacarlos en desfiles. Será que no es politicamente correcto llevarlos a donde nuestro soldados los necesitan, nada más y nada menos que para utilizarlos y hacer el uso para el que están fabricados.

No hay una visión de futuro, nuestros barcos son de los más moderno fabricado pero incompetitivos porque otros países quieren saber si valen para lo que realmente se construyeron. Mientras el gasto político sigue subiendo por no afrontar y enfrentarse a lo que nuestra pequeña nación necesita.

La sangre derramada de tantos buenos hombres, soldados, policías, políticos, empresarios y gente normal, por terroristas interiores y exteriores exije que dejen de ser politicamente correctos y digan las cosas tal como son.

En fin Asdrúbal, son palabras de este esperanzado carataginés, sigue intentado que los Sufetes tomen las acciones necesarias para modernizar a nuestro ejército, más vale poco y excelente que mucho y malo, como por ejemplo a esos todoterrenos que desgraciadamente les pusiero mi nombre.

Tu hermano

Aníbal.

LA DERROTA ES HUÉRFANA, A LA VICTORIA LE SOBRAN PADRES

Salud Asdrúbal,

En estos difíciles tiempos que nos han tocado vivir, veo asombrado como las personas cambian. Se vuelven lobos peleándose por la porción de pastel que pueden perder. En los buenos tiempos todo eran lisonjas e Hispania se podía comparar al imperio. Antes nadie quería ver el fondo de la ánfora, ahora quieren ver através de ella. Los derrochadores de los buenos tiempos se ha transformado y no ven más allá de sus narices, nos dan recetas de superar esta situación con lo de aquí o lo de más allá.

Porqué, mi querido Asdrúbal, nadie en este país se pone de acuerdo y se ponen a tirar del carro en la misma dirección y tal vez con ayuda de Moloch Baal saldríamos de crisis que nos engulle.

Cómo es qué los que ayudaron a crear esta situación, esos banqueros fenicios que desperdigaron dinero  por todas partes, que dieron créditos sin las más mínimas garantías ahora son los que mendigan y obtienen ayudas. Cómo es posible que todos los órganos de dirección de nuestra querida Cartago derrocharon prebendas con el fin de asegurarse su reelección y por ellos era por lo que nuestra patria eran el orgullo y el punto de mira de los demás gobiernos. Ellos, los de un lado y otro, eran según les tocaba los artifices del esplendor y de que jugasemos en primera fila. Ahora, en los miserables tiempos que vivimos nadie se acuerda de ello y todos echan la culpa al otro.

Recuerdas Asdrúbal nuestros tiempos en la escuela, esta situación me recuerda a aquellos tiempos, cuando jugabamos en el  patio y todos queríamos ser los capitanes, si ganabamos era por nuestra sabia dirección,  pero si perdíamos la culpa era de los demás, pareciamos gatos peleándonos echando espuma por la boca. Y el consabido tú más. Pero nunca reflexionamos la causa de nuestra derrota y unir nuestros esfuerzos para que eso no volviera a pasar. Somos un pueblo que nunca hemos aprendido de nuestras malas vivencias y en lugar de buscar soluciones nos hemos dedicado a maltratarnos entre nosotros.

Ruego a Moloch Baal que algún día aprendamos y nos pongamos todos juntos a buscar soluciones, ya que el problema lo conocemos, hay que dar soluciones y no aumentar los problemas, pero ya se sabe que a río revuelto ganancia de pescadores aunque sean malos pescadores.

Sólo me queda esperar que algun día se tornarán las cosa y todos asumiéramos nuestra parte de culpa. Los banqueros que dieron créditos sin garantías, los políticos que miraron su beneficio en lugar de mirar por los que confiaron en ellos, y nosotros mismos por meternos en camisas de once varas pensando que esto no terminaría nunca.

En fin mi querido hermano este es el país de los conejos y ya sabes la enfermedad que tienen los conejos, que nos les deja ver más alla de sus narices.

Como dijo ese gran britano Churchill, bebamos ese gran espumosos galo ya que en la victoria lo merecemos y en la derrota lo necesitamos.

Tu hermano Aníbal

RESPETO, QUÉ RESPETO.

Cada vez que leemos las noticias políticas de este  nuestro Santo Reino, que es lo que somos y esta en la Constitución, nuestros partidillos politicos, no confundir con los grandes partidos de otros reinos, sólo piden respeto.

Respeto por lo que dicen, por lo que hacen. Sus palabras son mas sagradas que las de otros, pero, ellos que dan. Dan respeto por los demás, no por Dios a ellos hay que respetarlos pero los demas no tiene derecho a nada, 

Las sacrosantas subvenciones a los partidos no se pueden tocar pero hay que quitárselas a los demás. Yo diría que los partidos se tendrían que financiar por lo que aportan sus afiliados y por lo que puedan conseguir de personas o empresas con nombres y apellidos, nada de donaciones anónimas, así sí una persona o empresa es beneficiada se podría saber si ha dado cantidad alguna a dicho partido.

Lo mismo se podria aplicar a sindicatos, asimismo habría que eliminar a los liberados, si tanto quieren ayudar a los demás que lo hagan desinteresadamente y en sus ratos libres como cualquier voluntario de ONGs o confesiones religiosas, no creo que estos o a aquellos les dejaran liberarse en sus trabajos para realizar su voluntariado,

Asimismo se podría poner un tope de dinero, por ejemplo 500€, que los cargos electos podrían recibir en prebendas o regalos, aunque sean a titulo personal. Un ministro es ministro mientras esta en el cargo y no como ahora que son ministros o alcaldes o etc en un momento y en otro son ciudadadnos anónimos que están a título personal. Más de aquella cantidad pasaria a engrosar las arcas del Patrimonio del Reino, perdón del Estado, no confundir con el Patrimonio Nacional.

Y por supuesto que aprendiesen que sus palabras no son sagradas y tienen que responder ante la justicia, y no escudarse en la libertad de expresion que ellos no respetan, ya que si alguien dice algo que no les gusta, “esto es intolerable” es lo primero que se les oye. No deben saber que las ideas son libres y mientras no actúes contra la ley, tus palabras son tan sagradas como las suyas.

Tal vez así tendrían un poco de respeto por parte de sus respetuosos conciudadanos