LAS FIESTAS DE LA COSECHA

Salud Asdrúbal.

Querido hermano, la cosecha ha terminado y nuestros silos están rebosantes, el pueblo está feliz pues los augurios son excelentes. Las entrañas de los animales sacrificados estaban todas en inmejorable estado. Esperemos que se cumplan.

No entiendo que estando en días de penuria en todos los pueblos y  lugares de Hispania, las tabernas y tiendas están llenas a rebosar. Pueblos consumidos por la crisis, o eso dicen ellos, se ven llenos de alegría, bailes, comidas. No lo entiendo.

Se preparan los ejércitos para combatir a los rebeldes de Partia, mientras los gobernates de nuestras provincias hispanas se dedican a recordar los terribles días de Bello Civili, siendo ésta la cosa más terrible que puede pasar a un país, las luchas fratricidas son la gangrena de toda patria. Pues para bien o para mal todos formamos su núcleo, y ya es hora de enterrar esos odios para siempre y mirar hacia delante.

Recuerda lo que hacían los egipcios cuando querían borrar todo recuerdo de un Faraón, picaban su rostro y sus hechos de los monumentos para olvidarlo. Se debe aprender de los errores pasados y unir fuerzas. Los fastos y monumentos de una parte o de otra se deben unir en recuerdo de todos aquellos que de una manera u otra defendieron sus ideales. No hagamos como ellos y como nuestros enemigos los romanos, las listas de enemigos deben desaparecer y comprender que todos estamos unidos en el destino, que si remamos en diferentes direcciones nuestro barco no avanzará.

Pero volviendo a lo que estábamos, siendo mi profesión hablar de la guerra y los desastres que ella conlleva, disfruto de las lecturas y de los consejos de hombres más versados que yo en los aconteceres del espíritu y mi corazón llora de alegría con los placerse de la lectura. Nuevas gentes para nuevos tiempos, sus sabios consejos iluminan mi alma y agrandan mi manera de vivir y ver lo que sucede alrededor de mi

Debemos dejar la política a un lado y dedicarnos a agrandar nuestra visión de los que pasa por nuestro entorno, pues como me dijo un viejo profesor mío, ” de todos y de todo se aprende, sin dejar que nuestra soberbia nuble nuestros ojos a todo el saber, ya que no hay saberes indignos sino personas indignas”.

Querido hermano  es lo que pasa en Hispania, tan amada por Cartago, debemos de dejar de un lado la rapiña que nos mueve y mirar más a los ojos de los habitantes de esa tierra, no nos debe importar su aportacion por muy ínfima que sea, puesto que hay insignificancias que son grandezas y grandezas que son insignificancias, según sea la persona y su saber.

Nunca debes mirar por encima de nadie ya que no querrás que te miren por encima. Aunque yo no soy nadie que deba darte consejos, recuerda a los griegos para ellos “el saber estaba por encima de todo y que tu curiosidad sea la que guíe tus pasos“. Analiza y busca la explicación de las cosas, por muy simples que sean nunca las deseches.

Asdrúbal hermano mío, lejos quedan los días de nuestra infancia, esta dio paso a los demás recorridos de nuestra efímera vida, y hoy en la madurez vemos las cosas de diferente manera, apreciamos los pequeños placeres que el universo nos brinda, disfruta de la cosechas recibidas, da gracias a Moloch Baal por los generosos frutos de los campos, ofrece sacrificios y nunca pierdas tu fe en los hispanos.

Estos hispanos saben los que son las guerras y disfrutan de ellas, pero entre ellos. No se unen nunca, se menosprecian entre ellos, su “razón” les nubla la mente y no entienden que todos debemos aprender de todos.

Dejemos que mis lúgubres palabras mueran por si solas y disfrutemos de la cosecha y de los días de bonanza que quedan antes de que los días invernales nos encierren entre sus brazos.

Tu hermano

Aníbal

 

 

 

 

3 comentarios en “LAS FIESTAS DE LA COSECHA

  1. Genial trabajo Don Manuel, cuando leo estas cartas logra Vd. transportarme a aquellos tumultuosos años, y meterme en la piel de los hermanos Barca. Sinceramente, cualquiera pensaría que Vd. los conoció personalmenete y por eso es capaz de pensar como ellos. Enhorabuena y un saludo.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s